¿Qué es el síndrome de abstinencia del alcohol?

El síndrome de abstinencia es una reacción al dejar de consumir ciertas sustancias aditivas para nosotros. En este caso, hemos centrado la atención en una de las drogas que muchas de las personas dirían hoy en día que no lo es: el alcohol. Quizá es una de las sustancias que podemos decir que la tenemos bajo control, que todo el mundo se ha tomado una cerveza alguna vez. Sin embargo puede llegar a un punto en el que no podamos ejercer nuestra propia voluntad sobre el autoconsumo.

Síndrome de abstinencia del alcohol

Una definición clara y explícita de este síndrome nos la ofrece Wikipedia: “El síndrome de abstinencia del alcohol es un conjunto de síntomas observados cuando un individuo reduce o detiene el consumo de alcohol después de un prolongado periodo de ingesta.”

Es decir, previamente al síndrome hay una tolerancia del alcohol por parte del individuo. Esta dependencia física provoca el síndrome de abstinencia una vez que se inicia el proceso de dejar la bebida.

¿Por qué se produce este síntoma?

Antes de nada, hay que decir, que la abstinencia alcohólica puede presentarse tanto en jóvenes como en la edad adulta.

Ya sabemos que la causa principal es beber en exceso, lo que provoca una tolerancia fuerte al alcohol. No obstante, poca gente sabe que el alcohol afecta al sistema nervioso central y por eso se produce el síndrome.

Al afectar al sistema nervioso central el síndrome de abstinencia se produce por los cambios químicos en el cuerpo y en el cerebro.

¿Cuáles son sus síntomas?

Los síntomas que se observan para este síndrome son muy diversos, y como se dijo pueden llegar a ser fatales. Estos son: agitación, alucinaciones, anorexia, ansiedad y crisis de pánico, catatonia, confusión, delirium tremens, depresión, desrealización, sudoración, diarrea, euforia, temor, trastornos gastrointestinales, alucinaciones, dolor de cabeza, hipertensión, fiebre, insomnio, irritabilidad, náuseas y vómitos, palpitaciones, psicosis, excitación, temblores, taquicardia, debilidad, convulsiones y muerte.

Etapas del síndrome de abstinencia del alcohol
Etapa 1 (primeras 6-8 horas sin beber): síntomas básicos como insomnio, ansiedad, mareos, inquietud, etc.
Etapa 2 (primeras 6-24 horas sin beber): taquicardia, temblores, aumento de la presión arterial.
Etapa 3 (primeras 7-48 horas sin beber): convulsiones y probable delirium tremens.
Etapa 4 (primeros 3 días y posteriores hasta los 12): sudores, alucinaciones, confusión mental, desorientación, mortalidad de hasta el 25% si no se trata al paciente.

¿Cuál es el tratamiento a seguir?

El tratamiento propuesto dependerá de la gravedad de los síntomas. La ayuda de familiares y amigos durante las primeras fases de esta enfermedad es muy importante para hacernos sentir mejor de cara a la desintoxicación. En muchos casos nos encontraremos también con intervención médica, mediante la ingesta de fármacos que nos ayuden a reducir la ansiedad que se nos presenta por dejar esta droga.

¿Es posible evitar este síndrome?

Aunque pueda parecernos difícil pensar en evitar esto síntomas, una correcta intervención médica combinada con el apoyo emocional, lograrán que el paciente pueda superar su adicción al alcohol sin padecer este síndrome y hacer su paso por esta desintoxicación más amena.

Ayuda

Si después de leer esto te ha quedado alguna duda sobre este síndrome, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, ¡te podemos ayudar!

 

 

Creditos:

Fuente y artículo original vía http://www.tibbon.es/sindrome-de-abstinencia-del-alcohol/

Deja un comentario:

* Campo(s) requerido(s)

Centro Residencial de Tratamiento Aequilibrium ·