fbpx

Las adicciones

¿Que tratamos en Aequilibrium?

La adicción es una enfermedad crónica y con tendencia a la recaída, por lo que necesita ser tratada lo más tempranamente posible una vez se ha detectado. Cuando una persona padece la enfermedad de la adicción, obtener y consumir la droga se va a convertir en el propósito principal de su vida.

CANNABIS

La adicción es una enfermedad crónica y con tendencia a la recaída, por lo que necesita ser tratada lo más tempranamente posible una vez se ha detectado. Cuando una persona padece la enfermedad de la adicción, obtener y consumir la droga se va a convertir en el propósito principal de su vida.

El cannabis, seguido de la cocaína, es la droga de consumo más habitual en España entre adolescentes y adultos. En un estudio reciente realizado en el año 2017, se estimó que al menos el 18,6% de la población española de entre 15 y 34 años, eran consumidores de esta sustancia. En cuanto a las sanciones administrativas pertinentes, se sabe que 8 de cada 10 casos están asociados al cannabis. La prevalencia de consumo en España sigue siendo superior a la de otros países de la Unión Europea.

Los efectos que produce el cannabis en el organismo son principalmente depresores, ya que actúa como depresor del sistema nervioso central. En situación de consumo, los efectos que se pueden apreciar son: enrojecimiento de los ojos, aumento de la ansiedad, movimientos más lentos, alteraciones en la memoria, aumento de sueño, desorientación, confusión de pensamientos y de los sentidos, alucinaciones, estados de pánico, episodios psicóticos de tipo paranoide o esquizofrénico.

En situación de consumo continuado, todos los efectos se incrementan y a ello puede añadirse: tos seca e irritativa, taquicardia, bronquitis, sequedad de boca, alteraciones en la presión arterial, irritación gastrointestinal, dependencia,  cambios de los ciclos de sueño y hambre, pérdida de motivación para actividades que antes se consideraban motivadores, conflictos familiares, escolares y/o laborales, comportamientos de riesgo y síndrome de abstinencia entre otros.

Durante el síndrome de abstinencia al cannabis se pueden experimentar cambios de humor y de estado de ánimo repentinos, poca motivación, tristeza, irritabilidad, intenso deseo de consumir, ansiedad persistente, etc.

HEROÍNA

La heroína es un tipo de droga de tipo opioide. El porcentaje de muertes a nivel mundial del consumo de opioides es desolador, un 76% de las pérdidas humanas son a consecuencia del consumo de este tipo. Cuando la heroína ingresa al cerebro, se convierte en morfina ya que se adhiere a los receptores de opioides.

Los efectos que se presentan con el consumo de esta droga pueden ser náuseas, vómitos y picazón intensa. Tras pasar los efectos iniciales, la persona se puede sentir adormilada durante varias horas y con las funciones mentales reducidas y la respiración enlentecida, que puede llevar a un estado de coma y causar daño cerebral irreversible.

El consumo repetido de heroína modifica tanto la estructura física  como fisiología del cerebro, creando desequilibrios hormonales y neuronales. Algunos de los estudios realizados, han mostrado que el consumo de heroína puede afectar a la toma de decisiones, la capacidad de regular el comportamiento y las respuestas que se generan antes situaciones estresantes.  Algunos de los efectos que causa el consumo de heroína son:   venas colapsadas, infecciones bacterianas de los vasos sanguíneos y las válvulas cardíacas, y otras infecciones que pueden causar la muerte de grupos celulares de órganos vitales.

El consumo de heroína también crea grandes niveles de tolerancia y dependencia física. La tolerancia ocurre cuando se necesita cada vez más cantidad de droga para lograr los mismos efectos que al principio. En el caso de la dependencia física, el cuerpo se adapta a la presencia de la droga y si el consumo se reduce en forma abrupta se presentan síntomas de abstinencia. Algunos de los efectos de abstinencia que se presentan son inquietud o desasosiego, dolor muscular u óseo, insomnio, diarrea, vómitos, escalofríos y movimientos de las piernas.

COCAÍNA

La cocaína es una droga ilegal y estimulante que se obtiene de las hojas de la planta de coca. Para su fabricación se le añaden sustancias como metanol, éter, acetona, ácido benzoico, queroseno, ácido sulfúrico o clorhídrico, entre otras. España es el segundo país Europeo con más consumidores de cocaína (9.1%), por detrás de Reino Unido (9.7%).

Algunos de los efectos que producen en el organismo el consumo de cocaína son: euforia, visión borrosa, taquicardia, hipertensión, alto riesgo de infarto de miocardio y hemorragias craneales, retención urinaria, sudoración, dilatación de los bronquios, depresión, ansiedad, hipersomnolencia, paranoia, temor, entre otros.

La abstinencia a la cocaína no tiene síntomas tan visibles como lo pueden tener sustancias como el alcohol o la heroína, sin embargo entre ellos podemos encontrar: agitación y conducta inquieta, desánimo, fatiga, sensación general de molestia, aumento del apetito, disminución de la actividad y en casos graves, ideas suicidas.

ALCOHOL

El alcohol es una de las drogas legales más socializadas, que más se consumen y que causa el mayor número de muertes al año (aproximadamente 37.000 personas mueren en España y 2.8 millones en el resto del mundo por el consumo de esta sustancia). El alcohol, al igual que el cannabis, actúa como depresor del sistema nervioso central.

El consumo de alcohol afecta en primer lugar a las emociones, ya que se producen cambios de humor, dificultad a la hora de pensar y efectos en el centro de control motor (cerebelo) provocando movimientos torpes, mala pronunciación, pérdida de equilibrio y reacciones más lentas. Puede producir también trastornos en el sueño y pérdida progresiva de memoria. En estados avanzados, puede provocar alteraciones mentales serias, daño cerebral irreversible, períodos de amnesia, ataques al corazón, hemorragia cerebral, enfermedades de páncreas, estómago, hígado, riñón, entre otros.

El síndrome de abstinencia del alcohol puede provocar intensos estados de nerviosismo y ansiedad, temblores, sudoraciones, náuseas y/o vómitos, irritabilidad, depresión, pesadillas, fatiga problemas de sueño, etc. En situaciones extremas puede provocar Delirium tremens, una serie de alucinaciones que pueden llegar a la muerte.

NUEVAS TECNOLOGÍAS

En la actualidad, sería prácticamente imposible la vida sin la presencia de algún/os aparatos tecnológicos. Algunos estudios han mostrado la posibilidad de aparición de una nueva adicción, a las nuevas tecnologías.

La adicción se considera por el uso desadaptativo de internet y los dispositivos móviles, centrándose en el uso de aplicaciones que dejan al margen la conciencia de la vida real. Las personas con este tipo de adicción, llegan a vivir por y para las redes sociales, olvidándose del mundo que les rodea, el cual les parece insignificante.

El abuso de las nuevas tecnologías puede generar modificaciones en el estado de ánimo, ansiedad, sentimiento de inseguridad, miedo a salir de la zona de confort creada entorno al aparato tecnológico, dependencia psicológica siendo incapaces de restringir el uso.

BENZODIACEPINAS

Las benzodiacepinas o comúnmente conocidos como relajantes musculares, son un tipo de psicofármacos prescritos para el tratamiento de la ansiedad.

La adicción a este tipo de sustancia está también muy minimizada y la persona no suele reconocer que tenga una enfermedad, ya que se refugia en que “las necesita”, bien sea para dormir, para la ansiedad o como relajantes musculares.

La abstinencia a las benzodiacepinas es parecido al del alcohol, ya que ambas sustancias actúan como depresores del sistema nervioso central. Los síntomas que pueden aparecer durante este período son: ansiedad, irritabilidad, insomnio y alteraciones de los sentidos. En casos más extremos puede llegar a desembocar convulsiones y también en esquizofrenia.

ANFETAMINAS

Las anfetaminas son drogas de síntesis, también llamadas “drogas de diseño” que se fabrican en laboratorios clandestinos. Los consumidores de este tipo de drogas suelen ser jóvenes de entre 16 y 24 años, aunque cada vez es más temprano el inicio al consumo.

Dentro de las anfetaminas, encontramos cuatro grupos de drogas de síntesis: los derivados anfetamínicos (MDA, speed, crystal, MDMA…), los opioides sintéticos (derivados del fentanilo y meperidina), las arilhexilaminas (PCP, polvo de ángel, ketamina, DMT) y los derivados de la metacualona.

Algunos de los efectos que produce el consumo de anfetaminas son: fatiga, dificultad de concentración, anorexia, insomnio, apatía, pérdida de memoria, irritabilidad, depresión, dolores musculares, hepatotoxicidad, hipertensión arterial, colapso cardiovascular, coagulación de la sangre, insuficiencia renal y psicosis, entre otras.

LUDOPATÍA

El juego, ha sido socialmente aceptado como una actividad recreativa para pasar el tiempo. Sin embargo, realizarlo de forma impulsiva y sin control lo convierte en un problema, el juego patológico.

En la actualidad, las personas con trastornos de juego patológico son de todas las edades, enmarcándose su inicio en la infancia. En la adolescencia se puede incrementar con pequeñas apuestas de dinero en juegos de azar como  las cartas. En la juventud puede aumentar con la entrada a los casinos o la utilización de las famosas máquinas “tragaperras”. La ludopatía causa problemas en los diferentes ámbitos de la vida de las personas como pueden ser: dificultades para relacionarse con los demás, bajo rendimiento académico (dejan los estudios de lado), frustración, desgaste de los vínculos familiares, etc.

Se ha demostrado que la ludopatía tiene una intensa relación con el consumo de otras drogas como el alcohol, la cocaína y las actividades ilegales.

Disponemos y colaboramos con varios centros especializados; delegaciones y puntos de información, centros de día, etc… cada vez son más centros y profesionales que se unen a lo largo de la geografía española.

¿HABLAMOS?

Atención personalizada

Autovía A-44 Km. 67, 23130
Campillo de Arenas (Jaén).

info@residenciaequilibrium.es
+34 (953) 309 037

SUBIR

Centro de preferencias de privacidad

Chat
Chat
¿En que podemos ayudarle?
Conectando...
Ninguno de nuestros operadores esta contacto ahora mismo.
Todos nuestros operadores están ocupados ahora mismo.
¿Tiene alguna duda?, ¡escríbanos!
:
:
Se ha cerrado la sesión de chat.